Vuelo de prueba

La vela de paramotor para pilotos recreativos (DULV)

SPEEDMAX – Prestaciones motorizadas

Alto rendimiento, comportamiento muy sano en incidencias en vuelo y buenas cualidades en general. Con la SPEEDMAX, NOVA ha creado una vela de paramotor que resulta fácil de pilotar y cómoda en el aire. Para nosotros, que tuviera un elevado grado de seguridad pasiva era un aspecto muy importante.

Mando equilibrado. Las buenas velas de paramotor destacan por tener una elevada estabilidad en alabeo al tiempo que ofrecen un mando agradablemente ágil. Combinar esas dos cualidades contradictorias en un parapente supone un gran reto cuando se desarrolla una vela de paramotor. Con la SPEEDMAX lo hemos logrado.

Alta seguridad pasiva. La SPEEDMAX ofrece un grado muy elevado de seguridad pasiva. Te aporta sensación de seguridad incluso cuando el aire está algo agitado. Al igual que todas las velas de NOVA, la SPEEDMAX ha sido probada a fondo con todos los tipos de plegada que pueden ocurrir.

Una eterna clásica. La SPEEDMAX es una perenne favorita de la gama de velas de NOVA. Debido a su polivalencia y cualidades, sigue siendo una vela muy popular. Los pilotos que vuelan con una SPEEDMAX valoran su mando preciso y su alta seguridad pasiva.

Vuelo de prueba

Pilotos a quienes va destinada

La SPEEDMAX es una vela de paramotor que destaca por un alto grado de simplicidad. Es idónea para aquellos pilotos que valoren una elevada seguridad pasiva. En especial, los pilotos recreativos que vuelen con frecuencia, disfrutarán con la SPEEDMAX.

Vivir la SPEEDMAX

Especificaciones

19 21 23
Número de cajones: - 31 31 31
Envergadura proyectada: m 8,33 8,71 9,16
Superficie proyectada: 19,23 21,04 23,33
Alargamiento proyectado: - 3,61 3,61 3,6
Envergadura real: m 10,76 11,26 11,87
Superficie real: 22,6 24,73 27,52
Alargamiento real: - 5,12 5,12 5,12
Diámetros cordinos: mm
1,1 / 1,8 / 2,2
Longitud suspentaje: m 6,7 7 7,2
Metros totales de suspentaje: m 323 338 352
Cuerda máxima: m 2,61 2,73 2,88
Cuerda mínima: m 0,55 0,58 0,61
Peso: kg 5,3 5,7 6,1
Peso total en vuelo recomendado: kg 70-150 80-160 85-170
Peso total en vuelo recomendado (con motor): kg 70-150 80-160 85-170
Homologación: - DULV DULV DULV

Materiales

Borde de ataque: Gelvenor LCN0066 OL KS 52 g/m²
Extradós: Gelvenor LCN0066 OL KS 52 g/m²
Intradós: NCV D0911 40 g/m²
Costillas (suspentadas): NCV 9092 E29A 48 g/m²
Costillas (no suspentadas): NCV 2420 X15A Trilam 165 g/m²
Cordinos principales: Liros TSL 280 (Aramid); Liros TSL 380 (Aramid)
Cordinos cascadas superiores: Liros PPSL 120 (Dyneema)
Cordinos de freno: Edelrid 7860-360 (Dyneema); Liros DSL 70 (Dyneema)
Bandas: Güth & Wolf Gurtband 25 mm

Servicio

Colour

Gold

Entregado con la vela

Preguntas frecuentes

Los datos de prestaciones dependen mucho dela resistencia creada por el piloto y van ligados a cómo va sentado y al tipo de silla. Una silla aerodinámica o una postura aerodinámica del piloto pueden suponer una diferencia de un punto de planeo. En NOVA nunca determinamos cifras absolutas, sino que en su lugar hacemos comparaciones con velas de referencia. Por este motivo, no publicamos datos de prestaciones.

Los frenos son componentes relevantes en la homologación, por lo que modificarlos puede afectar las características de vuelo y el comportamiento de la vela en situaciones extremas. Por ello, desaconsejamos encarecidamente cualquier modificación al sistema de frenos. Es importante que el freno tenga recorrido suficiente antes de que empiece a actuar, para que la vela no frene de manera automática cuando se pisa el acelerador. Es más, un freno que actúa antes de la cuenta afecta a las prestaciones e influye en la recuperación durante los incidentes, por ejemplo, durante una plegada o cuando una vela entra en parachutaje.

Simplicidad: ese es nuestro lema. Nuestras velas pueden usarse cajón por cajón, usando una funda tipo concertina, pero no resulta esencial. En principio, todas nuestras velas se pueden meter en la mochila simplemente embutiéndolas. De todos modos, cuando se pliegue la vela no recomendamos que se doblen las varillas innecesariamente. Esto es importante sobre todo si se va a dejar guardada la vela durante mucho tiempo. Siempre recomendamos que cuides bien tu vela.

El tejido, los cordinos y el resto de componentes, se ven sometidos a pruebas rigurosas antes de que los empleemos en la fabricación en serie de nuestras velas. Del tejido no sólo probamos su durabilidad (alta porosidad o menor resistencia al desgarro debido a daños por UV o por desgaste), sino también su robustez mecánica, por ejemplo al estiramiento. Para llevar un riguroso control de calidad, tomamos con regularidad muestras durante la fabricación en serie.

Durante los primeros vuelos los cordinos se ven sometidos por primera vez a carga. Esa carga da lugar a que se produzca en los mismos un poco de estiramiento y encogimiento, los cuales no tienen que ver ni con el fabricante de los cordinos ni con la calidad de fabricación. En la fábrica, todas las velas de Nova se dejan ajustadas con unas tolerancias muy bajas. Para ajustar ese estiramiento o acortamiento, recomendamos que se lleve la vela a un NTT (Nova Trim Tunning) tras los diez o veinte primeros vuelos. Y en cualquier caso, al cabo de un año como máximo. Por lo general, la longitud de los cordinos se mantiene constante tras las 10 o 20 primeras horas de vuelo.  Para aprovechar al máximo el NTT, Nova anima a todos los pilotos a que hagan comprobar sus velas tras diez o veinte horas de vuelo.

Secas, sin que estén plegadas muy prietas, y si es posible en un lugar en el que la temperatura no varíe mucho. Esas son las condiciones en las que nuestros parapentes se conservan mejor. Nunca debes guardar una vela cuando esté húmeda. También deberías evitar un calor excesivo, como el que haría, por ejemplo, en el interior de un coche. Jamás elimines suciedad de la vela empleando detergentes químicos y/o cepillos.